El abrazo en la cama

Como muchos ya sabemos, entre la primera impresión serializada del manga por la revista Nakayoshi (1975 – 1978) y la primera impresión completa del manga por Tankoubon hubo modificaciones a algunas ilustraciones, cambios instados por Keiko Nagita (quien en aquel entonces firmó el manga como Kyoko Misuki).

Entre esos cambios podemos ver cosas como: Terry regresando al teatro por él mismo y no por Candy, Albert abrazando a Candy en el árbol mientras la consuela por la muerte de Stear, la diferencia de alturas en los brazos de Candy cuando corre hacia Albert al final del manga, la instancia de los dos broches cuando Candy encuentra un segundo broche del príncipe bajo la almohada de la cama de Albert una vez que él se ha ido del departamento que compartían… entre otras.

Para ver estas imágenes, los invito a visitar los blogs de El Portal de Sakura y Ms Puddle’s Haven, más específicamente las siguientes publicaciones:

Cambios en el manga, por petición de Keiko Nagita. 「parte 1」 – El Portal de Sakura

Revista Nakayosi Febrero 1979 「parte 2」 – El Portal de Sakura

Incident of Two Badges – Ms Puddle’s Haven (mspuddleshaven.com)

Incident of Two Badges (Part 2) – Ms Puddle’s Haven (mspuddleshaven.com)

Portada de la revista Nakayoshi en donde aparece la imagen original

Hoy quiero traer a su atención un cambio más. Cuando Candy regresa de Nueva York con el corazón destrozado, es Albert quien está ahí para recoger los pedazos, consolarla y ayudarla a sanar. En la publicación original serializada, la imagen es distinta. Si bien la acción no cambia: Albert la carga en brazos, la acuesta sobre su cama y la consuela abrazándola, en la primera publicación (corregida en mangas posteriores) podemos ver la obviedad de la escena, en la cual Albert consuela a Candy en la cama. En las publicaciones subsecuentes, la imagen está “dividida” en dos páginas, y la imagen de Albert consolándola sobre la cama ha sido recortada e impresa en una página “adicional”.

Imágenes originales de la revista Nakayoshi (léanse de derecha a izquierda)
Imágenes “corregidas” para las subsecuentes ediciones del manga (léanse de derecha a izquierda)

Para la mayoría de nosotros, adultos sin un conocimiento profundo de la cultura oriental, la imagen no dice mucho… pero quiero pensar que en un manga creado a fines de los años 70’s, para jovencitas japonesas menores de 16 años, esta imagen era un poco “cargada”.

No es nuevo que Albert abrace a Candy, lo ha hecho a través de la historia (consolándola por la muerte de Anthony, en su encuentro en Londres), sin embargo es justo en esta ocasión cuando se nos presenta también a un Albert mucho más “joven”, no solo ya no tiene barba ni gafas oscuras, es rubio y lleva sus ojos azules al descubierto, ahora Albert se ha recortado el cabello mientras Candy visitaba Nueva York y se ve más atractivo que nunca. Obviamente Candy está dolida por la separación de Terry, y sin embargo, a pesar de todo se puede dar cuenta de la diferencia en Albert y se la hace notar. Es como si Candy dijera las palabras que todas las lectoras pensamos cuando lo vimos abrir la puerta: “¡Albert, te cortaste el cabello!”…

Pero, no nos vamos a ir por ese lado, sólo quería puntualizar que en esta parte del manga, la edad de Albert y Candy se ha “emparejado”, por decirlo así. Ella es una mujer independiente que viaja sola, trabaja como enfermera y se costea sus necesidades, y él, como acabamos de darnos cuenta, no es más ese “señor Albert” que se esconde detrás de la barba y gafas oscuras, es un hombre joven muy atractivo.

Comparación de ambas imágenes, resbalar la flecha para ver las diferencias.

Pero el caso es el siguiente: ¿Por qué decidieron quitar esta imagen “completa” y recortarla a favor de una un tanto “limitada”?, ¿Sería porque aún no querían mostrar el lazo sentimental que existe entre Candy y Albert? ¿Sería demasiado “escandalosa” para la sociedad?, ¿Querían acaso darle al lector más tiempo para internalizar el rompimiento de Candy con Terry antes de pensar que entre Candy y Albert pudiera surgir algo más que simple amistad?…

Quienes se han enamorado saben que no miento cuando digo que muchas veces las líneas del amor pueden difuminarse, en otras palabras, no necesariamente dejamos de amar a alguien por completo antes de enamorarnos de alguien más, esa transición muchas veces se empalma: nos gustan o amamos a dos personas a la vez y es solo después de tener una charla larga y sincera con nuestro corazón y/o cerebro que podemos decidir a quien amamos realmente, a quien amamos más (o por quien nos decidimos conscientemente).

No me malinterpreten, no estoy diciendo que Candy haya dejado de amar a Terry en Nueva York, es obvio que aún lo amaba porque el sufrimiento tras su rompimiento es latente, pero ella misma dice en Nueva York “Albert me espera”, “Albert me hará sentir mejor”… Esto me hace pensar que, si bien amaba a Terry, sus sentimientos por Albert ya no eran los de una simple amiga, había tenido años de convivencia muy intima con él, compartiendo un micro departamento, durmiendo en la misma cama (literas), etc… la intimidad que se genera en circunstancias como esas es obvia y no es para tomarse a la ligera. Posiblemente Candy ya se sentía dividida en su corazón, pero Keiko Nagita optó por pedirle a Igarashi que recortara la imagen para que pudiéramos verla sanar primero de su relación fallida con Terry, antes de hacer obvia una relación romántica con Albert.

El abrazo sobre la cama vs el abrazo sin “hacer notar” la cama, resbalar la flecha para ver las diferencias.

En el blog de Beautiful Illusion en su publicación del 1 de Octubre de 2016 podemos leer en el ultimo comentario una idea del porque esta imagen fue removida del manga y sustituida por otra imagen parcial y menos explicita:

Sweetpoupee dice en su comentario:

“Habiendo nacido en Japón y siendo bilingüe, debo señalar algo crucial sobre porque esta imagen podría haber sido reemplazada. Los japoneses no abrazan. Las personas pueden llegar a abrazarse en casos de angustia extrema (y aún esto es muy, muy raro). Las niñas y las mujeres pueden abrazarse (por tonterías de niñas, pero no es común). Familiares y amigos no se abrazan. Los abrazos, en la cultura japonesa, están reservados principalmente para los amantes, mayormente a puerta cerrada, ya que es un acto sumamente íntimo. Y es por eso que esta imagen (junto con la escena de la separación de Terry) connota un significado muy poderoso para el lector japonés; tiene un nivel más profundo que se pierde para lectores occidentales. De hecho, el kanji para la palabra “abrazar” se usa también para la palabra “sexo”, y es por esto que esta imagen está tan cargada de significado. Con esto en mente, la escena de Albert abrazando fuertemente a Candy en Lakewood adquiere un significado mucho más profundo…”

¿Ustedes que opinan?, porque ciertamente Keiko Nagita quería mostrar el vinculo entre Candy y Albert, por eso pidió que cambiaran las otras ilustraciones, pero ¿por qué cambiar esta?, ¿acaso mostrarlos sobre una cama sería demasiado?


4 comentarios sobre “El abrazo en la cama

Agrega el tuyo

  1. Gracias por compartir esta información, no imaginaba como estaban catalogados los abrazos en Japón eso hace más significativo que sea el unico hombre joven que ella abraza.

    Me gusta

  2. Es evidente que era por eso, para evitar dar una sensación de chica fácil.

    Aunque no lo consiguió, porque las personas machistas y retrógradas siempre dirán que ella es una fresca porque los traía de calle a todos… Sin tomar en cuenta que son los demás los que la persiguen a ella, no ella la que los trata de seducir… Creo que la diferencia es abismal.

    La diferencia con una fresca/fresco (porque para mí es igual, sea chico o chica. Si vamos a criticar, critiquemos en igualdad de condiciones), es que la “fresca/fresco” va ofreciéndose, buscando que los otros se enamoren de ella… Y muchas veces, esas personas frescas/busconas no se comen absolutamente nada…

    Así que el hecho de que mucha gente se enamore o sienta atraída por una persona no implica que esa persona sea la ofrecida. No debería cargarse palabras tan brutas como he leído por ahí de “fresca”, “fácil”, “tremenda”, “buscona”, “ofrecida”, etc. porque son totalmente incorrectas en el caso de Candy… amén, que cada cual es libre de hacer lo que le plazca con su cuerpo, mientras no se imponga a otro…

    Es un tema que siempre me ha enfadado, por lo fácil que se criminaliza, especialmente al género femenino, cuando es evidente que la protagonista no tiene la culpa. Ella es una chica admirable, de gran carácter y corazó. Es normal que se enamoren de ella y la gente la valore. Catalogarla de chica fácil creo que solo denota la envidia cochina de quien así la valora.

    Y entiendo perfectamente que Keiko Nagita quisiera evitar eso a toda costa. Aunque pecó de ingenua. La gente va a pensar lo que quiera, especialmente los envidiosos.

    Es evidente que ella quería darle el tempo correcto a ese devenir, por eso luego obligó a crear nuevos abrazos entre Albert y Candy. Igarashi equivocó el momento y, esto ya es una opinión propia, también equivocó la intensidad con Terry, en referencia a Rockstown. En ese último reencuentro final no consumado hay un exceso de recreación en un personaje secundario, como es Terry, con páginas y páginas que repetían sentimientos que no aportaban más información necesaria respecto a él.

    Afortunadamente, Keiko Nagita, pudo situar esa intensidad en la mesura que tocaba. Las referencias a Terry en las cartas posteriores de la tercera parte, son considerablemente más reducidas. Candy habla muchísimo más, sobre Albert con diferentes personas, de lo que habla de Terry. Y Rockstown es apenas referenciado en una carta, como debió ser también en el manga, ampliando más la relación de Albert en el último tomo.

    Si no se toma absolutamente nada en cuenta del anime, del manga y de las anteriores novelas, eso es evidente.

    Me gusta

  3. Es muy importante saber estás referencias, situarnos en la época que fue escrito, es muy difícil de creer para las nuevas generaciones, y mucho más aún para las que niegan está relación sentimental, al menos para mí es fácil habiendo nacido en los 60s y crecer escuchando el escándalo que desataban la música y modas de ese tiempo, ( siendo yo niña de 6 años y descubrir lo corto de mi hermoso vestido me negaba salir a la calle con el) y si, estar a solas con un chico o más en ese tiempo era señal inequívoca de libertinaje y eso aquí en México, Guadalajara donde aún vivo para mayor exactitud, finales de 70s principios de 80sya estaba más superado, y era más abierto todo, gracias por estos valiosos análisis 💙

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: