No con cualquiera se habla de todo

“- De verdad, pequeñina, eres demasiado graciosa – repitió el desconocido, con una sonrisa que le iluminaba el rostro.

El cabello rubio le brillaba y le caía sobre la frente. Cuando sus ojos se encontraron con los de él, de un azul casi tan claro como el cielo de aquel día, Candy sintió que le podía confiar casi cualquier cosa.

… Ante esa nueva esperanza y, con el viento soplando nuevamente, Candy sintió que la inundaba una gran luz. Aquel príncipe de la colina era una buena persona. Estaba deseando encontrárselo al día siguiente para contarle muchísimas más cosas.”

CCLHD  Pg. 21

“Se había divertido muchísimo aquella noche con Albert y los animales. Todo había sido maravilloso: la chimenea, la sopa que le había preparado… Cerca del fuego, Candy le había contado muchas cosas sobre su vida a Albert. Aunque le acababa de conocer, sentía que le podía confiar casi cualquier cosa.

CCLHD   Pg. 95

Albert y yo habíamos prometido contárnoslo todo, las cosas buenas y las malas. De hecho, fue él quien me lo propuso. Con él, podía hablar sobre cualquier tema: de Terry, de Susanna e incluso de las cosas que ni siquiera me atrevía a confesarle a Annie.”

CCLHD   Pg. 343

La conexión entre Albert y Candy fue instantánea. Desde el primer día en que se conocieron en la Colina de Pony Candy sintió que podía contarle casi todo y lo reitera cuando lo conoce como solamente Albert, después del incidente de la cascada.

No sé ustedes, pero el contar nuestros más íntimos anhelos, miedos, alegrías, dolores, etc. no es nada fácil, y solo es posible abrirse con alguien a quien se le tiene mucha confianza, la cual por lo general llega con los años…

Candy, sin embargo, aún apenas conociéndolo sintió esa conexión inmediata, tal vez aún no podía definirla, como ella misma lo dice después, pero eso no impedía que existiera:

“En aquella época, me preguntaba si nuestra vida se parecía a la vida que llevaría una familia normal y corriente, pero sé que no era así. No sé cómo explicarlo, pero, en el fondo de mi corazón, sabía que él era diferente.” 

CCLHD Pg. 344

Y el mismo Albert hace alusión a ello:

“Que nos encontráramos allí por pura casualidad me hace pensar en ese hilo misterioso que nos une y del que siempre hablas.”  

CCLHD Pg. 383

Albert nos da a conocer la conexión que él sintió con Candy no con un “sentí que podía contarte casi todo”, porque para empezar no podía (con tantos secretos por guardar) sino cuando le dice:

“Nunca olvidé a aquella niña…

Cuando me hablaste de ti, sentí un profundo deseo por hacerte feliz.”  

CCLHD Pg. 376

Cuando Albert le escribe esto a Candy, hace alusión, al igual que ella, a dos acontecimientos en especifico: cuando la conoce como “príncipe” y cuando la conoce como Albert… el tercer acontecimiento que Candy menciona es uno que él mismo planeó, cuando él directamente le pide que compartan todo. 

¿Pueden ver el patrón aquí? … la primera vez que Candy conoce a Albert (o al príncipe) siente que puede contarle casi todo, algo que Albert, por desgracia y por razones fuera de su control, no puede hacer.

Después, mientras vivieron en el Magnolia quiero pensar que ya se contaban todo, aunque en ese entonces “todo” para Albert era solo su día a día siendo que había perdido la memoria.

Pero quiero pensar que cuando Albert le pide a Candy compartirlo todo, no fue solamente para ofrecerle un “hombro sobre el cual llorar”; cuando Albert le pide eso, él ya había recuperado la memoria y muy seguramente ya estaba planeando como confesarle toda la verdad, ¿habrá sido una forma de darse él mismo ánimos a hacerlo?

A fin de cuentas no se lo dijo, no porque no quisiera, sino porque sin saberlo se le acabó el tiempo: había empujado y empujado la confesión de toda la verdad (muy posiblemente por miedos e inseguridades a ser rechazado) y luego las vecinas empezaron a hablar y a amenazar, “empujándolo” a irse sin decir nada.

¿Cuándo es que Albert se abre por completo con Candy? Podemos leerlo en las cartas del epílogo, cuando con todas esas letras y confesiones tan íntimas prácticamente le esta diciendo: Tú eres la persona con la que quiero compartirlo todo, lo bueno y lo malo… porque te amo. 

*Foto de portada coloreada por Petit y tomada de la página William Albert Ardlay

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web con WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: